CUENTOS INFANTILES

El conocimiento, el aprendizaje y la imaginación son vitales en el desarrollo de cualquier niño o niña. Y todo eso lo encontramos en los cuentos infantiles. Nos sirven de guía, nos inspiran, nos ayudan a comprender mejor el mundo que nos rodea, nos invitan a soñar, nos hacen reír, nos enseñan otros universos, y fomentan nuestra creatividad.

Dentro de todo el unvierso de los cuentos infantiles y su diversidad de enseñanzas podemos encontrar algunos orientados a diferentes categorías, como las que a continuación os presento:

Cuentos infantiles de emociones: seguro que todos recordamos la película “inside out”, conocida en español como “del revés”, en la que se muestran las personificados que desde un panel de control manejan las emociones de la pequeña Riley Anderson, y que ilustra muy bien la forma de evaluar y controlar las emociones. Así como en la película estos cuentos están diseñados para hacer comprender esa parte tan primaria que poseemos todos, y que tan difícil es a veces de tratar o de hacer entender. Gracias a estos cuentos, la rabia, el miedo, la alegría o la sorpresa son un poco más fáciles de entender. Quizá el máximo exponente de cuento que trata sobre las emociones es “el monstruo de colores”, aunque también encontramos otros grandes cuentos como “Así es mi corazón” o “¿Qué bigotes me pasa?”

Cuentos sobre valores: así como ·El viaje de Arlo” nos enseña a no rendirnos ante la adversidad, o “Up” nos habla sobre el compañerismo intergeneracional, los cuentos infantiles sobre valores acercan a los niños y niñas un gran espectro de temas de forma divertida. Aquí tenemos “¿A que sabe la luna?” que nos cuenta una maravillosa historia de cooperación superando las diferencias personales, o “Topito terremoto” que trata un tema tan complejo como es el de la hiperactividad desde una nueva perspectiva.

Cuentos de números: pensados para el aprendizaje y la asimilación de los números, estos cuentos tratan con originalidad las matemáticas, valiéndose de todos los recursos a su disposición, como en “Pocoyo: números” en los que hay relieves con los que se puede interactuar, o “El pollo Pepe y los números” en el que los niños y niñas conectan de forma muy directa con la diversión y el humor de este personaje.

Cuentos de letras: Estos cuentos están orientados al aprendizaje del alfabeto, las vocales, las letras de los nombres de los niños… Complementan las letras con imágenes como sucede en “Cuentos preguntones con pictogramas” y utilizan las letras a modo de personajes de una historia, como podemos ver en “Las divertidas aventuras de las letras”.

Pero si algo podemos observar en todos los cuentos es que el aprendizaje no tiene por qué ser aburrido ni repetitivo. Encontramos enseñanzas muy variadas, pensadas para que los más pequeños consigan asimilar diferentes actitudes y aptitudes hacia su entorno. Como por ejemplo en “¿Puedo mirar tu pañal?” o “Pepo y su orinal” en los que los que aprendemos a dejar el pañal o a usar el orinal. O “Leotolda”, en el que aprendemos sobre la amistad y el compañerismo. O “Un libro”, en el que a través de la interacción con el cuento el niño o niña explora y se sorprende.

¿QUÉ CUENTO INFANTIL ELIJO?

A la hora de comprar, regalar o leer un cuento infantil, debemos pensar en el niño o niña que lo va a disfrutar. Por supuesto, lo primero que debemos pensar es si va a disfrutar con el cuento, porque si no fuera así no tendría sentido obligarle a leer. Lo que debemos buscar es un cuento con un tema o unas ilustraciones que le animen a seguir leyendo, a seguir sintiendo curiosidad y a motivarlo para ir introduciendo a la vez lectura y enseñanzas.

Así pues, una vez tenemos esto claro, debemos centrarnos en el propio entorno del niño o niña, y observar que cosas le suceden. De esta forma entenderemos mejor al niño o niña, y el cuento infantil que usemos no solo sera divertido sino también instructivo. Si necesita dejar el pañal, si necesita reforzar los números, conocer y explorar las emociones, si le gusta la naturaleza… De esta manera podremos ir enseñando y haciendo comprender los sucesos de su entorno más inmediato.

¿CUENTOS INFANTILES EN FORMATO FÍSICO O DIGITAL?

La tecnología y los productos digitales son el presente y el futuro. Y debemos entender que actualmente los niños pequeños han nacido rodeados de tecnología. Pero esto no tiene por qué estar reñido con los productos físicos. Así que lo mejor no es decidir si uno u otro, sino enseñarles a disfrutar, usar e interactuar con ambos a la vez. Porque conocer y aprender a través de una pantalla es cada día más común, y se ha convertido en una nueva forma de aprendizaje y enseñanza. Pero creo que con un cuento en físico el niño o niña crea una relación mucho mas directa no solo con las historia, sino también con el objeto en si mismo, con su peso, el olor de un cuento recién estrenado o la textura del papel.