ÁLBUMES ILUSTRADOS PARA MAESTRAS

ÁLBUMES ILUSTRADOS ORIGINALES

¿Por qué regalar un ábum ilustrado?

Desde pequeña siempre he sentido debilidad por una buena historia. Y hoy día como maestra, y aunque me encantan los cuentos infantiles (de hecho hago colección) hay veces que quieres más. Y aquí es donde entran los álbumes ilustrados.

Un álbum ilustrado es quizá, en soporte físico, la mejor manera de transmitir una historia. La interconexión entre las imágenes y el texto es la que nos genera una visión mucho más amplia, potenciando la recreación imaginaria de la historia que se nos narra.

Los álbumes ilustrados se han convertido en la adaptación contemporánea de los cuentos, abarcando un espectro más amplio de personas a los que se dirigen sus narrativas: desde temas para los más pequeños como la familia, las relaciones con los demás o las emociones, hasta temas más complejos, como el estrés, la soledad o incluso la muerte.

Actualmente gracias a la era digital, tenemos acceso a un gran abanico de elecciones. Artistas, ilustradores, narradores y editoriales independientes que habría sido muy complicados de conocer en otra época, hoy los podemos encontrar de forma sencilla, dejando que nos llenen con sus relatos. Porque un álbum ilustrado no es solo una historia, sino que también se traduce en el apoyo a los artistas que hay detrás de el.

Así que si esa profesora o maestra a la que vas a hacer un regalo es una persona inquieta, imaginativa, que adora las buenas historias, que le encanta el arte y la lectura, este es el regalo perfecto.

¿Cómo elijo un álbum ilustrado?

Como sucede con los cuentos, o con los libros, las posibilidades son casi infinitas. Tanto que a veces nos pueden desbordar tantas opciones. Así que aquí van unos consejos para decidir cómo escoger el álbum ilustrado perfecto:

En primer lugar, y como siempre me gusta decir, el regalo no es para nosotros. Esto quiere decir que tenemos que orientar el regalo hacia los gustos de la persona, en este caso maestra, a la que se lo vamos a regalar. Así pues, lo mejor es fijarse en si ya tiene algún álbum ilustrado y de qué tipo es, si le gustan las historias fantásticas, si prefiere álbumes ilustrados sin texto, si tiene algún artista favorito que tenga algún álbum ilustrado, si prefiere historias infantiles o conspiratorias, si cree en el amor romántico…

En segundo lugar, existen álbumes ilustrados de muchos formatos diferentes, por lo que también tenemos que pensar de forma práctica. Aunque existen diferentes acabados, a mi me encanta el acabado en tapa dura, pues aunque el precio suba un poco, dota de cierto peso al álbum ilustrado, y deja una sensación más profesional.

Por último, mi tercera recomendación es que te dejes guiar por tu instinto. Puede que a veces haya que ir sobre seguro, pero sorprender con un álbum ilustrado que tenga una personalidad distinta a la persona a la que se lo vas a regalar puede ayudar a descubrir nuevos gustos, enseñarnos nuevas perspectivas y sacarnos de nuestra zona de confort.

¡Feliz aventura!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...